lunes, 17 de enero de 2011

Gipsy Kings

El Okupark ya hace meses que quedó desvalijado por buscadores de chatarra y otros metales no nobles. Por la parte que nos toca resultaba difícil (aún habiendo luchado por ello los locales más próximos) custodiar en un espacio en el que perros, raveros y un puñado de punkarrones patinadores estaban llamados a convivir. Así fue como el sueño más húmedo de Tete Contanda se fue al carajo.

Sin más Fin de la retransmisión.

GoShred! sublime subidón.

1 comentario:

ol' dirty rana dijo...

ya queda menos para la profecía... monotemaaa!!!